Los niños y el Omega 3

Los niños y el Omega 3

Lograr que los niños realicen una dieta bien equilibrada puede
ser un reto muy difícil de lograr. Sin embargo, una dieta bien
equilibrada, más la suplementacion con ácidos grasos Omega 3
( EPA y DHA), resulta de suma importancia para la salud y
el desarrollo total de los niños.
La investigación indica que el DHA es esencial para el desarrollo
de un cerebro sano. Esta es la razón por la cual la mayor parte de
los beneficios de los ácidos grasos Omega 3 para los niños
se relacionan con el aprendizaje y el comportamiento.

El DHA juega un rol muy importante en la formación y sostenimiento de las células cerebrales -neuronas-.

Los estudios demuestran que el cerebro trabaja enviando señales eléctricas y químicas entre dichas neuronas a través de sus membranas, así que los niños requieren consumir suficiente DHA para mantener dichas membranas sanas y fluidas,
logrando que sus cerebros funcionen correctamente.
Las investigaciones indican que el consumo de ácidos grasos Omega 3, EPA y DHA,
pueden también ayudar a reducir el riesgo de padecer ciertos desordenes o presentar síntomas
asociados con:

- Dislexia y otros desordenes de aprendizaje

- Déficit de atención e hiperquinesia, y otros desordenes del comportamiento.

- Dispraxia y otros desordenes de la coordinación

- Problemas visuales

- Alergia y Asma